lunes, 18 de abril de 2011

A la luna, a Londres, qué más da.


Búscame un motivo para no irme detrás tuyo y sentir tus latidos desde el otro lado del mundo.
Cerebro fugitivo en busca de que le quieran, ese sentimiento no entiende de banderas.
Los sueños volaron a paises extranjeros, una nota falsa por un verso verdadero
y es que siempre te quiso pero se a acabado el tiempo como todas esas cosas
que al final no hacemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario